¿Para qué te sirve un Project Manager Certificado?

  • -

Un Project Manager Certificado es una persona que adquirió una credencial llamada PMP. Y entonces ¿qué es PMP?

PMP son las siglas de Project Management Professional lo que sería lo mismo en español a Profesional de la gestión de proyectos o como se traduce en el PMI Profesional en Dirección de Proyectos. Es una acreditación que emite el PMI (Project Management Institute – Instituto de la Gestión de Proyectos) para garantizar que se ha alcanzado unos conocimientos y una experiencia relativa a la gestión de proyectos.

En teoría es simple definir con una sola palabra que es un Project Manager: director de proyectos. Pero para abarcar en toda su extensión sus funciones queremos detallarlas una a una.


1) Definición y presentación del proyecto.

El Project Manager no es alguien que llegue a última hora a tomar decisiones. No, su papel en el proyecto viene de más atrás, con la definición del mismo y la presentación de sus etapas y plazos a los clientes. Además, será  una especie de intermediario entre éstos y el equipo de trabajo que ejecuta las tareas.

2) Planificación:
De la presentación debe pasar a la planificación. En este segundo momento, el Project Manager tiene que ser mucho más preciso y definir elementos como fechas, plazos, responsables, cargos, recursos y costos. Al hacerlo, debe tener claro que ese plan será su guía durante todo el proceso de ejecución.

3) Establecer los objetivos:
A veces ocurre que el promotor de un proyecto también es su director. En esos casos, los objetivos son más fáciles de llevar a la práctica. Sin embargo, en otras ocasiones el Project Manager debe definirlos en función de la petición de un cliente o inversor. Sea como sea, debe ser el encargado de darle sentido al proyecto.

4) Supervisión de tareas:
Es la principal función del Project Manager. O al menos, la más reconocida de todas. Al delegar en terceros, un director de proyectos nunca pierde la visión estratégica; debe permanecer al tanto de cada tarea y medir la evolución de la misma y el desempeño de sus grupos de trabajo. En el grado de supervisión reside gran parte del éxito o el fracaso de los proyectos, sobre todo cuando se componen de muchas tareas.

5) Implementación de soluciones o cambios:
Por último, también es de su competencia la implementación de cambios y soluciones. Esto exige una capacidad de discernimiento constante, pues el Project Manager debe decidir cuándo intervenir el proceso y cómo hacerlo. De igual forma, tendrá que decidir qué puntos del plan inicial se pueden modificar.
(Extraído de www.obs-edu.com)